La Corporación de Asistencia Jurídica Multidisciplinaria para Carabineros observa con preocupación el aumento en los ataques a cuarteles policiales tras es estallido social, y que hasta hoy han afectado a 350 comisarías.

En este escenario, hacemos un llamado a terminar con los actos violentos pues tenemos la convicción respecto a que el proceso de diálogo es la única manera de retornar a la calma y recuperar la paz social.

Asimismo, rechazamos cualquier acto que atente contra el orden público y ponga en peligro la integridad física de todas y todos los ciudadanos y a nuestros Carabineros, quienes a diario salen a las calles para resguardar la seguridad de la población.